Voces silenciadas: poetas prostitutas chinas

Para poder construir un mundo más igualitario, debemos dejar de creer y asumir que la historia, el arte y la creación han sido en su mayoría cosa de hombres. Las voces de las mujeres han sido silenciadas, pero es el momento de recuperarlas

En el momento actual, en el que gracias al feminismo nos estamos replanteando constantemente las cosas y luchamos por desaprender todo lo que hasta ahora habíamos considerado como verdadero, es muy importante rescatar a todas las mujeres que han hecho historia. Recuperar sus relatos, sus vivencias y mostrarlas para poder construir una nueva realidad mucho más consciente e igualitaria es una necesidad.

China y la importancia de la poesía

Un día, leyendo sobre prostitución, encontré por casualidad una Antología de poetas chinas que habían sido prostitutas y me pareció un tema tan desconocido como interesante. La importancia que tiene la poesía en China es tal que, durante mucho tiempo, para optar a un puesto de funcionario público había que conocer bien la poesía y ser poeta, o al menos, “versificador”.

Por esa importancia, la poesía china no se quedó en las élites, sino que era cultivada también por las clases más humildes e incluso marginadas. Por eso es importante rescatar la voz de las mujeres que ejercían este arte desde una posición no privilegiada. En este sentido, las prostitutas, la mayoría vendidas al negocio por sus propios padres, tienen mucho que aportar.

La peculiaridad que tiene la prostitución en China es que los prostíbulos eran instituciones públicas manejadas por el gobierno. Con este paradigma resulta especialmente interesante aproximarse a los versos de estas poetas y poder entender mejor cuáles eran sus circunstancias y a qué debían enfrentarse cada día.

Las poetas prostitutas

La historia de muchas de estas poetas es similar: nacidas o crecidas en medio del esplendor literario, pero rodeadas de miseria por un golpe de mala suerte. Su única salida para poder sobrevivir era prostituirse. En muchas ocasiones, estas mujeres eran vendidas por su propia familia como recurso económico.

Además de poetas, muchas son cantantes, pintoras o calígrafas. Los temas que tratan principalmente son el amor y el desamor, la injusticia social, la exaltación de la naturaleza, la amistad, la nostalgia. La mayoría de sus versos están impregnados de sus desgracias y de la discriminación y el desprestigio que sufren. La importancia que tenía la poesía en la sociedad china hizo que estas poetas no estuvieran tan discriminadas como sus otras compañeras prostitutas.

El hecho de ser poetas les concedía una categoría superior (podemos entender que quizá serían consideradas como lo que hoy denominamos “prostituta de lujo”). A pesar de ello, la mayoría de su obra no ha sido conservada ni divulgada. En la mayoría de los casos los poemas que han llegado hasta nuestros días no incluyen el nombre de la autora. Están firmados por una “Prostituta de X ciudad”.

Por eso creo en la necesidad de recuperar las voces de estas mujeres. Porque fueron silenciadas doblemente: por mujeres y por prostitutas. Porque se enfrentaron a un infierno de explotación sexual y supieron plasmarlo a través de la poesía.

Recuperar voces femeninas y acabar con los prejuicios

La introducción del libro “Antología de poetas prostitutas chinas” acaba con este párrafo: “No quiero terminar sin expresar mi deseo de que el libro sea recibido por el lector sin el prejuicio y desprecio que existe todavía indiscriminadamente hacia todas aquellas que sufren la explotación sexual, aunque sea contra su propia voluntad”.

Cuando he llevado este libro en el metro las miradas de la gente han sido de lo más curioso: desde miradas horrorizadas hasta divertidas. ¿Por qué un grupo de mujeres creadoras, capaces de escribir poemas tan hermosos nos resulta horrible o gracioso? Porque eran prostitutas. Y seguimos teniendo prejuicios para hablar de prostitución y seguimos tratando a las mujeres prostituidas como de segunda clase. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.