“Sucia”, de Bàrbara Mestanza

Últimos post

“¿Por qué no hiciste nada?”: esta es la pregunta central de “Sucia”, una obra de teatro Bàrbara Mestanza sobre una experiencia propia de abuso sexual. La pieza cuenta la agresión que vivió la autora, hace cinco años en en barrio de La Latina, cuando acudió a darse un masaje. Sucia Bàrbara Mestanza

En España se registran 32 denuncias al día por agresión y abuso sexual. La obra de teatro comienza con una encuesta reflejada en pantalla: antes del iniciar el espectáculo, el 70% de los hombres de la sala han dicho que no han agredido sexualmente a una mujer nunca ni piensan hacerlo. Al terminar la obra, mientras miro a ambos lados de mi butaca para ver si soy la única que está llorando, la encuesta nos arroja otro dato: 31 mujeres de las allí presentes aseguran haber sufrido abusos sexuales.

Barbara, acompañada por el actor Nacho Aldeguer, cuenta y reflexiona acerca del abuso sexual del que fue víctima, una experiencia que llevó a la actriz a guardar silencio durante muchos años y que terminó causándole una depresión.

Nacho Aldeguer, sólo en escena, cuenta la vida de la artista hasta el momento de la agresión. En ese momento ella sale a escena y continúa el relato mientras el actor interpreta un sin fin de personajes que interactúan con una Barbara que intenta vivir con el peso de la culpa y el abuso. La reflexión de la actriz sobre su experiencia y todo el daño que le causó, y aún le causa, es de lo más honesto y puro que he visto en un teatro. Como mujer, sientes que sus pensamientos podrían ser tuyos, que todo lo que ella siente y cuestiona lo harías tú también si estuvieses en su lugar.

La culpa el elemento central

Una crítica a una sociedad que aún prefiere creer a un violador que a una posible mentirosa, una sociedad que aún duda del relato de las víctimas, una sociedad que aún no está a la altura. “¿Y por qué no hiciste nada?” esta es la pregunta a la que Bàrbara se enfrentó todas las veces que contó su abuso, hasta llegar a hacerse esa pregunta ella misma, lo que hizo que dejara de sentirse víctima, si alguna vez lo hizo, para sentirse culpable de su desgracia. “Pude haberme ido, pude haberle dicho que parara, pude haberle denunciado”Sucia Bàrbara Mestanza

La actriz se abre en canal en escena, dejándonos conocer cómo ha sido todo el proceso vivido para finalmente entender que tenía que dejar de echarse la culpa. “Sucia” porque así se sentía ella, merecedora de aquello que le había pasado. La pregunta no es por qué ella no hizo nada, la pregunta es por qué los hombres se sienten con el poder de agredirnos cada día, en cualquier rincón de este planeta.

“Sucia” es un relato honesto y sincero como ningún otro, una denuncia al sistema y a la justicia, una oda al empoderamiento y a la lucha de las mujeres, un ejemplo de valentía, una obra de arte.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.