#SerPuteroNoMola: la campaña de Médicos del Mundo

La organización Médicos del Mundo ha lanzado una campaña bajo el hashtag #SerPuteroNoMola destinada a jóvenes y cuyo único objetivo es romper con la normalización del sexo de pago

La iniciativa puesta en marcha por Médicos del Mundo está dirigida a los hombres que nunca han pagado por mantener relaciones sexuales pero que guardan silencio cuando sus amigos recurren al sexo de pago.#SerPuteroNoMola

“Queremos empezar por romper este silencio; les pedimos a los entornos familiares y sociales de los puteros que no miren para otro lado, que dejen de reírles la gracia” explica Celsa Andrés, vicepresidenta de la organización.#SerPuteroNoMola

#prostituciónEspaña es el primer país consumidor de prostitución de Europa y el tercero del mundo detrás de Tailandia y Puerto Rico. A día de hoy, en nuestro país el tramo de edad que más está creciendo es de 18 y 25 años. Y es que consideran que la prostitución es una práctica socialmente aceptada y asociada a conceptos de “hombría”. Se conoce que entre el 20% y el 40% de los hombres españoles han pagado alguna vez por sexo, según diferentes estudios.#SerPuteroNoMola

Para esta campaña, la organización ha utilizado frases que son reales y han sido extraídas de blogs y foros en los que los hombres que pagan por sexo hablan en términos  despectivos de las mujeres.#SerPuteroNoMola

#SerPuteroNoMola #SerPuteroNoMola

No podemos transmitir a nuestros niños la idea de que la prostitución es un trabajo cualquiera y que ir a un burdel es como ir al supermercado. No podemos normalizar lo que es explotación y a menudo, trata de personas. Por eso es importante empezar a romper con esta idea en las sobremesas familiares, en los grupos de whatsapp de amigos, en las copas después del trabajo…”, reclama la vicepresidenta de Médicos del Mundo.

#prostituciónDesde 1993, Médicos del Mundo trabaja para proteger la salud de las personas en situación de prostitución. Durante estos nueve meses de 2019 han atendido a 7.170 personas, de las que 521 presentan claros indicios de ser víctimas de trata.  Más del 91% de las personas atendidas son mujeres, el 3% hombres y el 5,5% son mujeres transexuales.