Las pancartas que aún sobreviven al 8M y al coronavirus

Están ahí, ocupando la resistencia y en guardia para recordarnos que la lucha feminista no tiene fecha

Nadie ha reparado mucho en ellas. Nos ha pillado por sorpresa el estado de alarma.  Hemos pasado de alzar los brazos, levantar pancartas y entonar eslóganes feministas el 8M, a quedarnos en casa, confinadas y desconcertadas.  Sin saber muy bien hacia dónde nos dirigimos y desarrollando decenas de roles (madre, cuidadora, trabajadora por remoto, compañera…). Hay personas que cuestionan si la manifestación fue un acto imprudente y quizás debía haber sido desconvocada ante el peligro del contagio y la propagación del virus.

Las pancartas del 8M y la lucha feminista

Nosotras no.  La lucha feminista es 366 días al año 24 horas / 7 días. No nos pueden robar la única fecha en la que los medios se interesan por darle visibilidad. La fecha en la que tomamos las calles, porque son nuestras de día y de noche y juntas no hay hueco para el medio.

Son pocas las pancartas que resisten en ventanas y balcones que compiten con el arcoiris. Se ha convertido en el símbolo de superación de esta crisis, y que han instado a los niños a colorear y colgar de los balcones.

A.C.V. es la única con la que hemos dado preguntando aquí y allá y haciendo convocatoria vía redes sociales. Su mensaje es el siguiente: “Mi dolor crónico es un asunto político. Más investigación en salud femenina ya.” Con semejante mensaje de visibilización, “cómo no iba a mantenerla”, asegura A.C.V. Añade que “seguirá ahí hasta que la lluvia la destroce, porque no solo muchas de nosotras, pacientes con dolor crónico, no podemos participar en manifestaciones (porque nuestro cuerpo no nos lo permite). ¿Y quién clama por nosotras? Nadie, al igual que ahora con el Covid 19 aun siendo un grupo de riesgo.”

pancartas 8M

En Galicia, la escritora Miriam Beizana nos enseña la suya, perfectamente colocada en su estantería. No concibe que pudiera ser de otra manera, porque apela a nuestra genealogía: “Es una frase en mi lengua nativa: el gallego, que representa bastante el espíritu del feminismo que a mí me gusta y con el que me siento identificada. Además, pertenece a Rosalía de Castro, una importante figura como mujer literaria gallega; pero también de la literatura universal.”  Comenta que la ha usado dos años seguidos y que es posible que el año que viene vuelva a acompañarla.

pancartas 8M

A Lucía Valcárcel no le ha impedido su reciente maternidad salir a la calle con su orgullo y alegría al grito de “Girls just wanna have fundamental rights”. Pero la que conserva en casa es con el mensaje de la cara inversa: “El feminismo es lo mismo que el Machi… ñiñiñi SHHH.” Durante tres años ha tomado la calle el #8M con ella y afirma: “Guardo todas las pancartas como recuerdo de las reivindicaciones que aún quedan por luchar. Las guardo todas debajo del Scrabble.” Pero su hijo pronto empezará a gatear y tendrá que quitarla de este célebre lugar de la casa. Sobre su vínculo y valor de esa pancarta para ella añade: “Por un lado, la reivindicación de los derechos fundamentales para todas las mujeres y, por el otro, la ceguera de quien confunde el feminismo con el machismo y la igualdad. Aún queda mucho que leer.”

Pancartas 8M

Pancartas 8M

Aurora Efe exhibe con orgullo su serie de pancartas queer serigrafiadas y sentencia que las usará siempre que pueda.  “Es un tesoro guardar conmigo y tener muy presente, llevando incluso sobre mi cuerpo, lo compartido y creado junto con Serigrafistas Cuir”. Fue un momento para unir energías, repasando el archivo de acciones de calle de las Serigrafistas Cuir (Buenos Aires) para inspirar y después debatir e idear lemas para llevar a la marcha del 8M.

Además, tienen un valor importante en lo relativo a los eslóganes elegidos para ella, explica: “Son palabras surgidas en un entorno de compromiso y alegría, algunas en clave de humor, y su valor reside en el proceso de compartir con realidades y personas muy diversas.“De mayor quiero ser mamarrachx” viene de contravenir la cultura del éxito y hacer homenaje a la cultura del fracaso, a los márgenes, incluso a lo cuir. “Ministerio de dispersas diversas” reivindica esa cualidad femenina de atender primero a lo emocional. Y creamos nuestro propio ministerio para darle más importancia.

Pancartas 8M

La lucha desde Instagram

Desde Instagram nos llegan las fotos de las pancartas de @_takeeasy_  y su chica: “Las guardo porque fue la primera manifestación en la que estuve. Y, la verdad, es que me sentí muy arropada y fue muy bonito ver cómo todas, aunque no nos conociéramos, estábamos en la misma sintonía.” 

pancartas 8M

Pancartas 8M

Por otro lado, @monstermxmsen, que ostenta en su perfil como definición las siguientes palabras: “El feminismo es una forma de vivir individualmente y de luchar colectivamente” Simone de Beauvoir. El mensaje de su pancarta, “No estoy loca estoy hasta el coño”, deja clara su postura: “La conservo porque cada año hay algo que me jode del patriarcado más que el anterior. Este año me he sentido devastada por el hecho de que nunca me tomen en serio, que busquen cualquier excusa para no escuchar mi reivindicación. Es más fácil suponer que estoy amargada y vengo a joder a los demás que estoy con la regla o que soy una mala persona que ha venido a joder a los hombres; la frustración de que nunca me escuchen y me excusen pensando que estoy loca.”Pancarta 8M

Muy distinta es la historia de Pilar Cámara, escritora y periodista. Sonríe cada vez que pasa por la habitación de su hija y ve una pancarta junto a Dumbo. “Luna tiene tres años y le encanta tener en su habitación una pancarta con la princesa Leia. Fue un regalo de nuestra amiga Ana”.

Su historia es preciosa. “Este 8M, por temas de cuidados, ha sido el primero desde que nació Luna en el que no hemos podido salir a manifestarnos. La tarde del 8 de marzo, Ana vino a casa con la pancarta y enseguida Luna le buscó un sitio privilegiado, junto a Dumbo. Es su peluche favorito. Para ella, los objetos simbolizan a las personas a través de las cuales ha llegado a ellos. La pancarta es Ana, como lo son los huevos Kinder, la Monstrua o las monedas de chocolate. Y así tiene que ser, porque el valor de los ciudados, de la sororidad, comienza en las amigas.”

pancartas 8M

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.