¿Por qué triunfan las distopías feministas?

Últimos post

PATRIAHORCADO | Activismo feminista

Vuelve la temporada dos de PATRIAHORCADO, con muchas más novedades. En este programa de PATRIAHORCADO nos acompaña Sara Lauper, periodista y activista feminista.patriahorcado activismo feministaNuestras famosas...

La revolución feminista de México

México. Año 2019. 4000 mujeres asesinadas por sus parejas o ex-parejas. Un presidente que se declara humanista pero no feminista. ¿Qué está fallando en...

Las niñas del franquismo

Una de las armas más potentes de la represión franquista fue perpetuar el género para “volver” a convertir a la mujer en esa sierva...

La colonización del patriarcado

“Los indígenas y nativos de América Latina siempre sufrieron la maldición de su propia riqueza” - Eduardo Galeano la colonización del patriarcadoHoy, 12 de...

Las distopías feministas están teniendo una gran relevancia en el último año. Pero ¿a qué se debe este auge tan inesperado? Kariatide te explica las razones de su éxito

Vox de Christina Dalcher, The Completionist de Siobhan Adcock, Red Clocks de Leni Zumas o The Handmaid’s Tale, la novela de Margaret Atwood son las distopías que en este momento están teniendo un gran impacto en la sociedad.

El triunfo principal de estas distopías es que tratan muy de cerca los momentos políticos y sociales actuales en los que vivimos. Pero la principal diferencia es lo que hacen de una forma muy distinta a lo que se espera.

El temor es uno de los protagonistas de las distopías feministas. Pero existe uno en concreto que es el que verdaderamente asusta a la sociedad:  la excesiva extensión del poder gubernamental sobre nuestros derechos. A la sociedad le preocupa que sucedería si existiese un excesivo control de la política, la economía o la cultura. Lo que los y lass autoras intentan con las distopías feministas es asustar a los lectores y hacerlos pensar y repensar sobre el mundo en el que viven de una manera diferente.

Y es que en definitiva es importante darnos cuenta del significado de vivir en una democracia y lo que conlleva. Por eso, las distopías, sea cual sea su enfoque siempre son necesarias y oportunas ya que nos recuerdan lo extremadamente frágiles que son las democracias.