Carlota Prado y el inexistente código ético de GH

Crecemos rodeados de imágenes. La inmediatez y la rapidez con la que vivimos la vida es el germen de la sociedad de la información. Un mundo que está marcado por la vivacidad digital y que inevitablemente provoca que el ser humano observe pero no vea, y escuche pero no entienda.

Sin llegar a ser protagonistas de  un capítulo de ‘Black Mirror‘ y a pesar de que la ficción esté cada vez más cerca de la realidad, con frecuencia, nuestra atención queda retenida en “fake news” que nos desvían de la veracidad de los hechos.

Carlota Prado y Gran Hermano

Resulta inevitable tomar como ejemplo a Carlota Prado, ex-concursante de “Gran Hermano Revolution” quién sufrió una agresión sexual por parte de su pareja, José María mientras se celebraba una fiesta en la casa de Guadalix. GH

Tras la expulsión de José María y después de un sin fin de comunicados oficiales y extraoficiales, fueron muchos los medios que publicaron informaciones falsas en la que se afirmaba que la Guardia Civil después de ver las imágenes que se habían grabado, no aclaraba que fuera un caso de abuso sexual.GH

Todo acabó simplificándose en una tremenda confusión general. El silencio presente durante estos dos años por parte de Carlota Prado no solo se debe al procedimiento legislativo al que ella y su agresor están sometidos, sino también a un contrato abusivo cuyo único fin es esquivar cualquier mancha en su limpio historial.

¿Existen límites en los realities?

Lo que me hace preguntarme, ¿todo vale en un “reality show”?, ¿dónde quedan los límites éticos y morales así como los legales en un programa de tales características?. Sin duda, el trato a la víctima por parte del programa fue inmoral y cruel al mostrarla sin previo aviso y sin ayuda psicológica las imágenes de su agresión sexual. El programa es culpable tanto del paupérrimo protocolo de actuación ante este tipo comportamientos como del trato que dieron a Carlota Prado. GH

Por otra parte, considero que la decisión de retirar la publicidad durante la emisión del programa por parte de empresas como MediaMarkt, Nestlé, Tous o Estrella Galicia entre otras, es un gesto loable.  Vivimos en un momento histórico en el que la sociedad española demanda con fuerza una reforma en el Código Penal (en concreto en el artículo 181) para que se considere violación, y no abuso, el hecho de tener relaciones sexuales cuando una mujer está inconsciente.GH

Como decía Simone Veil, debemos realizar lo posible para alcanzar lo imposible. La sociedad española solo progresará si se establece una cooperación feminista entre hombres y mujeres que sancione tajantemente este tipo de conductas machistas que fomentan la cultura de la violación.GH

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.