Adele sigue siendo la misma persona

Adele es noticia porque ha adelgazado. Me sorprende que en 2020 aún sea noticia que una persona adelgace, en concreto, una mujer. No comprendo que hayan pasado dos días desde que Adele publicó esta foto en Instagram, y sea súper relevante. Adele se convirtió en trending topic por haber adelgazado.

Muchos medios de comunicación se han hecho eco del físico de la cantante. Incluso algunos han llegado a titular la noticia diciendo que Adele era otra persona completamente diferente sólo por haber bajado de peso. Comenzamos por ABC que tituló “La nueva Adele: muy delgada, la mitad de rica y más feliz” o “Adele parece otra persona en su 32 cumpleaños…guau” en la revista Cuore.

Es obvio que la cantante ha perdido peso pero considero que en absoluto debe ser noticia y que muchísimo menos es otra persona. Ella sigue siendo la misma persona de siempre, sigue siendo la misma maravillosa mujer que era y es. Pero vivimos en una sociedad que criticó su aspecto físico cuando apareció por primera vez en 2008 con su álbum “19”. Esa misma sociedad en la que no encajaba porque no cumplía con los estándares de belleza impuestos.

Recordemos también que el famoso diseñador de moda Karl Lagerfeld llegó a decir que Adele “estaba un poco gorda”. Un comentario al que la cantante británica poco le importo y por el que se disculparon posteriormente.

Cada comentario en la foto de Instagram de Adele es una alabanza a su pérdida de peso. Y todo esto nos hace pensar que vivimos en una sociedad en la que la pérdida de peso es una celebración, sin importar en absoluto lo que esté pasando por nuestros cuerpos o nuestra mente.

Y es que detrás de todos esos comentarios, lo único que hay es gordofobia. Millones de usuarios que creen que la gordura implica pereza y desidia mientras que la delgadez equivale a disciplina y un cuidado intenso de tu cuerpo. Esas ideas existen y están reflejadas en esos comentarios. Y lo que perpetúan es que se dé una opinión sobre el cuerpo de una persona sin pensar cómo podría eso afectar a la percepción sobre sí misma.

El cuerpo de Adele sólo le pertenece a ella. Cómo decida verse o mostrarse, es decisión suya. Y me siento estúpida diciendo esto en pleno siglo XXI pero nadie, absolutamente nadie debe opinar sobre el físico de otra persona.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.